sábado, 17 de abril de 2010

Una multa para el obispo que niega el Holocausto


LAURA LUCCHINI - Berlín


El Pais


El obispo lefebvriano británico Richard Williamson, de 70 años, fue condenado ayer por un tribunal alemán a pagar 10.000 euros de multa por el delito de "instigación al odio racial", tras negar públicamente elementos clave del Holocausto. Junto al actual escándalo de pederastia en el seno a la Iglesia católica, el caso de Williamson representa uno de los momentos más críticos del pontificado de Joseph Ratzinger.
El prelado no acudió al juicio; se limitó a enviar un mensaje grabado
La condena se refiere a una entrevista, realizada en Alemania, que Williamson concedió a finales de 2008 a la televisión sueca y que causó enorme revuelo en todo el mundo. En ella, el obispo cuestionaba el número de victimas judías del Holocausto, que según él serían 200.000 o 300.000 y no seis millones. Asimismo aseguró que las cámaras de gas "nunca" fueron utilizadas por los nazis en la Segunda Guerra Mundial para matar judíos.
Las controvertidas declaraciones, retransmitidas en Suecia a principios de 2009, provocaron un gran escándalo ya que coincidieron con el levantamiento por parte del Vaticano de la excomunión que pesaba, desde 1988, sobre el obispo británico y otros tres seguidores del cismático francés Marcel Lefebvre, fundador de la Hermandad de Pío X. La conmoción en Alemania fue tal que la canciller Angela Merkel se expresó de forma contundente: "Si una decisión del Vaticano llega a causar la impresión de que el Holocausto puede ser negado, esta tiene que ser aclarada. Por parte del Papa y del Vaticano tiene que afirmarse muy claramente que no puede haber negación".
En Alemania, negar el Holocausto o sus fases es un delito perseguible hasta con seis años de reclusión. En el tribunal de Ratisbona que ha sentenciado ahora, Williamson recurría contra una primera multa impuesta por la fiscalía alemana de 12.000 euros, que la magistrada Karin Frahm rebajó ayer a 10.000 euros.
Williamson no acudió al juicio (no era necesario) por recomendación de la orden de Pío X, según dijo su defensor, Matthias Lossmann. El abogado reclamó la absolución porque las declaraciones del obispo se pronunciaron "sin premeditación". La pregunta acerca del Holocausto se formuló por sorpresa, dijo el letrado.
Según Lossmann, Williamson solicitó que esa intervención no fuera emitida en Alemania, algo que el abogado considera crucial porque entiende que eso es lo que se discute, y no que las declaraciones sean inaceptables. El tribunal escuchó un mensaje del obispo en el que decía ser consciente de que esas palabras están en contra de la ley en Alemania: "Pero expresé mis dudas para la retransmisión exclusiva en Suecia", dijo.
Los tres periodistas suecos, llamados a declarar como testigos, no acudieron. Sin embargo, el representante legal de la cadena remitió una carta en la que recalca que el proceso contra Williamson contraviene la normativa sueca sobre libertad de expresión.
La jueza, sin embargo, consideró que las declaraciones fueron pronunciadas en suelo alemán y que "representan una negación de hechos ocurridos bajo el régimen nazi". "El obispo Williamson debería haber tenido en cuenta que sus declaraciones despertarían la atención. Williamson aceptó eso conscientemente".
El juicio llega en un momento delicado para el Vaticano, muy tocado por la revelación de los casos de pederastia. Y se produce en vísperas de la conmemoración de los 65 años de la liberación de los campos de concentración de Sachsenhausen y Ravensbruck. Williamson pidió en su momento disculpas, pero nunca se retractó.

1 comentario:

  1. Joachim von Ribbentrop18 de abril de 2010, 12:07

    Endgültige lösung der JUDENFRAGE!

    ResponderEliminar